Revista de arte y pensamiento


Hace más de un millón de años que hemos muerto, tú que me lees y yo que te escribo; es un millón de años un chasquido entre dedos de infinito, y sin embargo somos.

 

Tal vez sea el primer escalón del sentimiento el ultimo que alcance el pensamiento; y en el preciso instante en que comienza la racionalidad, termine lo sentido su libre movimiento. Nunca creímos tener que comprobar que ser-en-arte, supusiera no serlo, o lo que es peor, dejar de serlo. Desde el primer momento, querer hacer y hacer lo pretendido, destruye la ilusión de lo que quiso ser el que lo hizo ¿Nos deja el arte siempre, a mitad del camino?


La huella nunca queda a nuestro gusto, y su forma deforma lo dejado... Basta un solo segundo para borrar deseos y hacer que lo que quiso ser, jamás lo fuera. Es así que el esfuerzo centrado en hacer material lo inmaterializable, o en conceptualizar lo inconceptualizable, siempre es baldío; cuando se intenta ya pasó...el viento es imposible si no escapa.
 

Hacemos publicaciones de arte y pensamiento, pero sabemos bien que solo somos ese innegable y común al ser humano deseo de transcendencia, que en algún momento de la vida todos hemos sentido; un par común, una sencilla muestra de ADN de esa parte infinita de infinito.

boyer Tresaco

 

© 2013 POSTCONTEMPORANEA